El dato fue confirmado por la directora del hospital regional de Comodoro Rivadavia, Miryám Monasterolo, en diálogo con Radio Chubut.
La funcionaria calificó al fenómeno como una emergencia a la que le dio el rótulo de “epidemiológica” porque son muchos los casos, es probable que continúen y ya advirtió al gabinete social de la municipalidad y al ministerio de familia de la provincia para que tomen cartas en el asunto.

El último caso involucró a una familia de la zona alta del barrio Jorge Newbery con el saldo de 3 muertos y 8 heridos de distinta consideración, en su mayoría menores.

La más grave de las asistidas es una niña de 13 años que está en grave estado, en terapia intensiva, con quemaduras de primer grado y heridas en las vías respiratorias por lo que permanece intubada a la espera de poder ser trasladada al hospital Garrahan.

La doctora Monasterolo reveló que muy probablemente deberán hacerle injertos de piel cadavérica porque su estado no permite otra posibilidad, algo que ya experimentó su hermanita de 4 años que había sufrido una quemadura hace poco y por eso la familia Bargas, que padeció la terrible tragedia, era conocida en el hospital y muy apreciada.

Esta última niña de 4 volvió a ser internada esta vez aunque rápidamente se pudo recuperar.

Además de ellas, fueron afectados por el incendio de la vivienda 2 hermanas mayores de 22 y 21 años, un joven de 19 que recibió quemaduras en la espalda y fue pasado a sala común con una buena evolución, otra de 11 que fue dada de alta, al igual que una criatura de 3 que fue rápidamente atendido y se encuentra bien.

Entre los afectados también figura un niño de 5 que es nieto de la pareja que murió e hijo de la joven de 22 que fue dada de alta.