Lo adelantó en diálogo con Radio Chubut el ministro de salud de la provincia, Adrián Pizzi.
El funcionario reconoció que recibió por parte de la defensoría del pueblo reclamos que realizaron padres de niños por la discontinuidad de los planes de vacunación.

El médico, recordó que se trata de “calendarios duros” los de vacunación, que no pueden ser alterados pues las dosis se aplican en determinado lapso de tiempo que no es prorrogable.

“Enviaremos una carta documento exigiendo que se cumpla con la provisión de vacunas” explicó Pizzi, quien recordó que es el gobierno nacional el encargado, por ley, de la compra del stock para todo el país.