La denuncia fue radicada esta madrugada en la seccional primera de la localidad cordillerana, donde la hija de la víctima señaló que momentos antes, su madre había recibido un llamado telefónico de una persona que se identificaba como familiar.
La voz aseguraba que mientras viajaba desde la costa a la cordillera, había tenido un problema mecánico y le pedía que llame a la grúa de auxilio.

La mujer se comunicó con el servicio, que a cambio de la ayuda le cobraba un depósito de dinero.

La mujer entonces, dudo de la situación y corroboró que ningún familiar estaba en viaje.

Cuando el presunto pariente volvió a comunicarse, ella le dijo que si necesitaba ayuda, le enviaría a la policía, tras lo cual le cortaron la llamada.