Lo informó en diálogo con Radio Chubut Rubén Álvarez, vocero de los empleados de Corfo que trabajan en el centro de actividades de montaña.
A pesar de haber sido concesionada “La Hoya” la semana pasada a la compañía de colectivos Don Otto, la firma todavía no tomó posesión de las instalaciones.

Es más, la empresa “Peña Construcciones” que había sido contratada para realizar trabajos en la zona de estacionamiento y en el sector donde estaba la confitería La Piedra que fue destruida y se intenta reconstruir, abandonó las tareas que estaba haciendo y retiró la maquinaria.

“Por lo que pudimos saber se trata de un problema con el seguro de caución, pero eso lo decimos en base a comentarios” explicó Álvarez.

A los empleados nadie les dijo nada sobre su futuro y su presente, a punto tal que concurren habitualmente a su trabajo como si nada hubiera cambiado.

Esperaban mantener una reunión con sus superiores para que les digan qué hacer, pero hasta ahora no tuvieron posibilidades de establecer una reunión.