La candidata a intendente por el Frente Patriótico Chubutense reiteró que la gestión de Adrián Maderna se aprovecha de los pobres, a quienes somete políticamente bajo la amenaza de quitarle los pocos beneficios que tienen si no los apoya políticamente.
“La municipalidad utiliza los recursos sociales para el clientelismo político” denunció Papaiani, quien invitó a que algún vecino desmienta lo que dice.

Aseguró que le consta que aquellas casas que aparecen como sedes del madernismo en los barrios son de vecinos que no tienen más remedio que brindar su propiedad porque de lo contrario le quitan alguna beca, subsidio o asistencia, por más magra que sea.

Según Papaiani, los vecinos se sienten amenazados y esto la movilizó a ser candidata porque “no quiero ver a Trelew en estas condiciones”.

También apuntó contra el gobierno provincial al que acusa de haber “abandonado a Trelew” al interrumpir el pago a los proveedores y escalonar el sueldo de los empleados públicos, con la influencia que ello tiene para la economía local.

De paso pidió que la provincia y el municipio dejen de echarle la culpa al gobierno nacional porque ellos fueron cómplices y funcionales cuando avalaron por ejemplo el pacto fiscal que significaba resignar beneficios directos.