El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Blas Meza Evans, aseguró que la municipalidad local le compra a una «empresa fantasma» a la que identificó como «La abundancia SRL» que le facturó a la municipalidad compras por montos elevados de pollo y carne.
«Se trata de una empresa cuyas dueñas tienen domicilio en el barrio Constitución de Trelew pero la sede de la empresa figura en el barrio San Benito, donde hay una vivienda familiar sin que exista evidencia que haga sospechar si quiera que desde allí se comercializan elementos perecederos» sostuvo Meza Evans.

Entre las compras resultó llamativo que se adquieran 4.000 kilos de pollo, cuando no existe ningún equipo de frío de esa firma con la que puedan mostrar semejante volumen de despliegue comercial.

Meza Evans aseguró que la advertencia sobre el manejo sospechoso la recibieron «desde adentro de la propia municipalidad» y se da en el marco de haber habilitado todas las vías posibles para recibir denuncias de los ciudadanos.

Sostuvo que le requerirá al concejal de su espacio político, Simón Cimadevilla, que sea él quien interceda ante los organismos de control para requerir más información sobre el particular.

El diputado comparó el hallazgo de estas facturas a lo que se conoció como la causa «embrujo» a nivel provincial que se destapó luego de que una ex funcionaria despechada haya dejado debajo de una escalinata fotocopias de facturas donde se confirman las compras con sobreprecios, muchos de ellos que ni siquiera ingresaron.

El dirigente ubicó toda esta situación de irregularidades con lo que pasa a nivel provincial con la refacción de las escuelas, la obra pública y la publicidad engañosa, entre otros aspectos, que nos conduce a una «crisis terminal» aseguró.

En ese contexto no le sorprende que el gobierno del Chubut no haya decidido qué hará con la emergencia económica que ya cesó y dejó las espaldas descubiertas de la provincia para recibir embargos.

También manifestó su asombro porque el poder ejecutivo no envió el pliego de las autoridades del Banco del Chubut que tienen una asamblea a medio hacer y con cuarto intermedio porque todavía no recibieron la postulación en la legislatura.