Lo describió el presidente del Concejo Deliberante de esa localidad de la cordillera, Julián Cayún, en diálogo con Radio Chubut.
Entre otras cosas, la carta orgánica tiene que sentar las bases, en 90 días, de una dirección de digesto, la biblioteca municipal, un archivo y hasta una nueva secretaría.

Cayún aclaró que están trabajando contra reloj para cumplir con la exigencia de la misma carta orgánica porque ya pasó la mitad del tiempo que tienen establecido.

La carta orgánica de Lago Puelo fue un verdadero «blooper» político, porque de su texto se desprende que el actual intendente, Raúl Ibarra, no podía continuar al frente de la municipalidad pues está prohibido para quienes ocuparon cargos durante gobiernos no constitucionales ser autoridades institucionales hoy.

Como Ibarra fue intendente durante el último proceso militar, quedaba excluido del cargo que viene ejerciendo, lo cual hizo que presentara un recurso de amparo con lo cual logró suspender la aplicación del polémico artículo 34.