El Ciclón y el Globo empataron 0-0 esta tarde en el Nuevo Gasómetro por la ida de la primera ronda de la Copa de la Superliga. La visita terminó con 10 por la expulsión de Lucas Merolla pero los de Almirón no lo supieron aprovechar.

El primero tiempo resultó de estudio y sin demasiadas acciones de gol. San Lorenzo pareció un poco más lanzado a quebrar la última línea de Huracán, que mostró dificultades para poder tomar el control de juego y hacerle daño al Ciclón.

En el segundo tiempo el conjunto de Parque Patricios intentó imponer condiciones, lo inquietó en un par de acciones a San Lorenzo, pero no tuvo la claridad suficiente para ponerse en ventaja. Monetti fue determinante para sacar dos remates, uno de Roa primero y otro de Briasco.

La expulsión de Merolla obligó a Antonio Mohamed a acomodar las piezas y sacó Toranzo para rearmar la mitad de la cancha y tomar algunos recaudos. El Ciclón se animó un poco más, pero el equipo de Jorge Almirón apeló más al empuje que al juego.

Los últimos minutos del partido San Lorenzo presionó a Huracán contra su arco, buscó desbordarlo, intentó con pelotazos frontales, se encomendó al atrevimiento de Barrios, pero no logró nada de lo que se propuso. El plan de Huracán de no descuidar su arco salió como pretendía y hasta tuvo alguna chance más con Briasco.

La revancha será el viernes 19 de abril en la cancha de Huracán, en Parque de los Patricios y la tensión será máxima, ya que uno de los dos se quedará afuera de la Copa de la Superliga.