Se trata del acuerdo que propuso Corfo para que la empresa de colectivos Don Otto se haga cargo de los servicios del centro de actividades de montaña La Hoya, próximo a Esquel.
La devolución del proyecto de contrato fue confirmada por el presidente del Tribunal de Cuentas de la provincia, Sergio Camiña, en diálogo con Radio Chubut.

El contador recordó que la concesión directa es un mecanismo permitido y puede aplicarse si fracasó la compulsa de ofertas, siempre y cuando se respeten las condiciones del pliego original.

En este caso debían corregirse entre otros aspectos el canon que figuraba como “pases” a distribuir en las escuelas y centros educativos, como parte del pago de la concesión que no estaba originalmente tenido en cuenta.

Y además hay deudas cruzadas entre la provincia y la empresa Don Otto, tema que debe aclararse antes de la firma.

Camiña reconoció también que “hay otros temas que también se objetaron pero tiene más que ver con los abogados”, con lo cual el número de dudas planteado por ese organismo es mayor.

Las objeciones fueron recibidas de inmediato por el presidente de Corfo, Sixto Bermejo, quien estaba esperando en los pasillos para saber el resultado, impaciente porque debe poner en marcha el centro de actividades de montaña porque la temporada de invierno está a vuelta de almanaque.

En otro orden Camiña hizo referencia a los dichos del fiscal Héctor Iturrióz quien cuestionó los mecanismos de control del estado a través del Tribunal de Cuentas, particularmente por no llevar el dato actualizado del patrimonio de los funcionarios, vía declaraciones juradas de bienes.

El cuestionamiento del integrante del ministerio público es que se enteran de los bienes que poseen los funcionarios a través de procesos paralelos como los que se lleva en la causa “Revelación”, por ejemplo.

En rigor, el contador Camiña le dio la razón al fiscal Iturrióz pero explicó las dificultades que tiene ese tribunal para actualizar los datos, sobre todo cuando se trata de funcionarios que se van sin cerrar su paso por el estado y “no podemos andar buscándolos” reconoció.