La Municipalidad de Trelew está cumplimentando los plazos administrativos pertinentes, luego del convenio de colaboración firmado entre la Municipalidad de Trelew y el gobierno de la provincia de Chubut, para realizar las reparaciones menores que se requieran en cada uno de los 83 edificios educativos de la ciudad.
De esta forma, el municipio de la ciudad se apega permanentemente, y no solamente en este caso sino en todos los casos, aún entendiendo las contingencias que surjan, a todo el camino administrativo que establecen las normativas vigentes.

“Recordemos a la población que durante el mes de febrero se ha firmado este convenio de colaboración entre el gobierno provincial y la Municipalidad de Trelew, a través del cual la provincia destinaba fondos para realizar arreglos menores en los edificios escolares, que en la ciudad de Trelew son un total de 83”, explicó Olga Vicente, Coordinadora de Educación de la Municipalidad de Trelew.

Desde el momento en el que la provincia envió fondos al municipio, el pasado 20 de febrero por una suma de 6.640.000 pesos, que fueron divididos en dos cuentas, una de servicios y otra de bienes corrientes, recién el 28 de febrero quedaron operativos.

Estamos haciendo referencia entonces a un monto de 80.000 pesos por edificio escolar, en esta primera etapa, para las 83 entidades educativas existentes en la ciudad, sobre un total establecido para el final de año en 21 millones de pesos. De este modo, a la suma inicial se sumarán nueve cuotas de 20.000 pesos por mes para cada edificio.

“La decisión fue tomada por el gobierno provincial el 9 de enero, aunque el acto fue protocolarizado el 9 de febrero, por lo tanto recién ahí tuvo vigencia legal, oportunidad en la que desde Desarrollo Territorial se realizó un relevamiento de las necesidades más sencillas de cada institución escolar, que le permitiera al 6 de marzo tener las puertas abiertas para que todos los estudiantes pudieron comenzar de manera normal el desarrollo de clases”, prosiguió la funcionaria municipal.

Para el 6 de marzo, y gracias a este relevamiento previo, la secretaría de Desarrollo Territorial ya contaba con una lista de materiales necesarios provistos por las 42 Cooperativas de Trabajo que avanzarían en la reparación de las cuestiones edilicias de cada entidad educativa.

De este modo, consecuentemente la oficina de Asesoría Legal debe dar dictamen, volver a Contaduría y pasar por Rendición de Cuentas, mientras que el Concejo Deliberante también operará como veedor, en el avance de los pasos operativos. Por tal motivo, la demora en el inicio de las tareas obedece exclusivamente al cumplimiento de todos los pasos administrativos establecidos por norma.

“Es bueno mencionar además que las reparaciones menores previstas en este convenio apuntan específicamente a cambio de luces y tubos, algunas fichas, térmicas, tableros sencillos, limpieza o reparación de artefactos de calefacción por gasistas matriculados, algún reemplazo de vidrios, sanitarios o cerámicos, reparaciones pequeñas de mampostería, revoque y pintura, limpieza de canaletas y tanques, y control de filtraciones en techos menores”, detalló más adelante.

Por último, Olga Vicente también destinó un párrafo a su impresión respecto de las críticas vertidas por algunos sectores de la oposición, principalmente en redes sociales.

“Me ha sorprendido que se utilice a la educación como carta de batalla para contingencias políticas. Pero uno caminando todos los días la ciudad y los barrios se da cuenta de que cualquier motivo es viable para defenestrar al otro, en lugar de presentar propuestas superadoras que permitan construir una comunidad en la que todos podamos convivir”, dijo.

“No es inocente la réplica en redes sociales de algunos sectores opositores que vienen buscando motivos para cuestionar el gobierno municipal. Y algunos inescrupulosos aprovechan esta situación para sembrar un manto de dudas respecto del destino de los fondos. La educación es un derecho público que todos tenemos, y en eso deberíamos enfocarnos y ponernos a trabajar en conjunto. Pero las urnas determinarán de manera democrática quienes deben conducir. Y cuando les toque a otros tendrán la oportunidad de decidir la manera de ejecutar y resolver estas problemáticas. Nosotros hemos hecho todas las cosas de manera correcta, como corresponde”, concluyó.