El Comité de Competición decidió que los dos equipos de Manchester no podrán jugar de local en la misma noche o en noches consecutivas, por lo que en caso de que así lo determine el azar, el United -peor clasificado que el City-, deberá invertir su orden.

Los cuatro cruces de los cuartos de final de la Champions League se darán a conocer mañana, cuando desde las 8 de la mañana en Nyon se realice el sorteo con Ajax, Barcelona, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Porto y Tottenham.

El azar será quien determine qué equipos se enfrentarán en la próxima instancia y en que condición de localía, pero habrá un caso en especial donde ya se estableció que habrá cambios en caso de que las bolillas así lo obliguen.

Es que, por decisión de los organismos de seguridad de Manchester, los dos equipos de la ciudad inglesa no podrán jugar como locales en la misma semana, es decir la ida o la vuelta. En el caso de que los dos salieran sorteados de manera tal en que tanto el United como el City deban jugar en sus estadios en la ida o en la vuelta, los Red Devils -por haber clasificado detrás del City en la Premier 17/18- invertirán el orden de localía.

Para ponerlo en un ejemplo: si el sorteo determina que el City enfrentará a Porto primero en Inglaterra y luego en Portugal, y el United recibe a Liverpool en la primera instancia y y en la segunda es visitante, en ese caso la serie de los dirigidos por Solskjaer se jugaría primero en Anfield y después en Old Trafford. El mismo cambio se daría en semifinales si los dos clasifican a esa instancia.