El Concejal de Esquel, Christian Pasquini, le reclamó públicamente al intendente de Esquel, Sergio Ongarato, a que “vaya y la patee el escritorio” al director de la AFIP en esa localidad por la lluvia de embargos que se están ejecutando contra las cuentas de comercios y pequeñas empresas de esa ciudad.
Pasquini le exigió al intendente que “tome una postura más firme” por los embargos que están cayendo contra el sector privado en el peor de los momentos, tras una pésima temporada de invierno y una peor de verano por el brote de hantavirus.
El concejal de “Chubut Somos Todos” aseguró que son más de 100 los embargos practicados contra las cuentas y acusó de mala fe a los que ejecutaron la medida porque actuaron ni bien se conoció que la cámara de diputados de la provincia había aprobado justamente una emergencia comercial para evitar las ejecuciones.
De paso promocionó un proyecto de ordenanza que él presentó en Esquel para que a nivel municipal también se tomen medidas para aliviar la situación fiscal de los comerciantes.