El secretario de desarrollo social y acción comunitaria de la municipalidad de Trelew, Héctor Castillo, reivindicó la actividad que realizó la gestión del intendente Adrián Maderna que sobrellevó la peor crisis de la historia sin ningún tipo de estallido social.

“Eso demuestra que algo hemos hecho bien” dedujo el funcionario municipal, frente a las críticas de algunos candidatos de la oposición que los acusa de practicar “clientelismo” y hacer política barata con las necesidades de la gente.

Castillo por un lado atendió al candidato por Cambiemos, José María Ramón, a quien definió como un comentarista de la realidad que habla de las necesidades de la población pero es incapaz de sumarse a la ayuda solidaria.

De paso lo trató de paracaidista, dijo que es conocido por la gente nada más que por su verborragia y vaticinó que cosechará el 3% histórico del que no podrá salir.

También le respondió a la candidata por un sector del justicialismo a la intendencia de Trelew, Florencia Papaiani, aunque en este caso el tono fue casi familiar y con “mucho respeto” hacia su esposo, Gustavo Mac Karthy.

Es porque Papaiani aseguró que la gestión municipal tiene la deleznable práctica de obligar a la gente humilde que tiene un beneficio social a concurrir a la fuerza a los actos partidarios del madernismo pues de lo contrario se le quita la ayuda institucional.

Al respecto Castillo, además de negar tamaña acusación, recordó que ellos provienen del mismo espacio político que en un momento se dividió y no decía nada cuando el mismo grupo que hoy llena gimnasios lo hacía para los Mac Karthy.

“Nos conocemos todos” dijo Castillo en tono intimista, tras lo cual deschavó que los “vecinos” que dice visitar Florencia Papaiani son amigos de ella que se prestan a una puesta en escena con fines de propaganda.

Y también dedujo que si no se saca fotos con los vecinos no es por temor a que se tomen represalias sino porque directamente no puede ir a los barrios ya que la gente no los vio jamás, se sienten abandonados y así se lo manifiestan en la cara.

Según el secretario de acción social, la militancia de Florencia Papaiani es virtual, la hace a través de las redes sociales opinando, pero jamás recorriendo las viviendas humildes y los barrios carecientes a que ni siquiera conoce.