Se trata de gigantografías de publicidad estática que se  ubican en lugares estratégicos sobre rutas de circulación masiva en las que se exhibe al gobernador Mariano Arcioni en pose publicitaria.

Si bien se trata de una propaganda institucional, los apoderados de Cambiemos hicieron una presentación por interpretar que al ser el gobernador candidato a la reelección se está haciendo una publicidad subliminal que se paga con fondos públicos para favorecer a Arcioni.

El Tribunal Electoral Provincial dio la orden que aún no se ejecutó, pues los carteles se encuentran todavía tal como estaban antes de la denuncia.

“Espero que cuanto antes cumplan con lo establecido por el tribunal” pidió en diálogo con radio Chubut el abogado Mariano Martínez, uno de los apoderados de Cambiemos en representación del radicalismo.

Martínez explicó dónde está la infracción a la ley electoral y se lamentó porque se está naturalizando una práctica que la misma legislación en su momento intentó erradicar pero que nadie está muy dispuesto a cumplir.

El dirigente agregó que como prueba presentaron copia de las publicaciones en una de las redes sociales donde los colores, los eslóganes de campaña y las fotos de “Chubut al Frente” (que es la alianza electoral oficialista) es exactamente igual a la imagen institucional del gobierno.