El Gobierno de la Provincia cerró finalmente el acuerdo paritario con los auxiliares de la Educación, con los representantes de los gremios de ATE, UPCN y SOYEAP.

La propuesta oficial, luego de varias horas de conversaciones, fue de llevar el salario básico de un auxiliar de Educación ingresante a 17.568 pesos en marzo (16%, absorbiendo la zona no remunerativa hasta $1300 y presentimo de $375), con un incremento del 10% sobre el básico testigo en los haberes de mayo, y un nuevo incremento del 10% en el mes de junio.

También habrá un incremento de la zona remunerativa a un 35%. Además, se planteó una cláusula gatillo basada en el IPC Patagonia para el tercer trimestre del año.

En diálogo con Radio Chubut la ministro de Educación Graciela Cigudosa celebró el acuerdo indicando que “hemos trabajado en el consenso con los gremios para llegar a un cierre que permita que los chicos puedan iniciar las clases que es lo más importante”.

“Hemos dado muestras de que estamos trabajando por y para los chicos y para los trabajadores que logran salir de la precarización laboral”, precisó la funcionaria.

Asimismo Cigudosa se refirió a la adhesión de gremios provinciales al paro convocado por CTERA y en tal sentido expresó que “lamento porque hemos trabajado mucho para llegar al inicio de clases y está todo en tiempo y forma”.

Aseguró que “yo creo que los docentes son conscientes del esfuerzo que se ha hecho y nos van a acompañar iniciando el ciclo lectivo en su gran mayoría”.