La ministro de educación el Chubut, Graciela Cigudosa, desmintió la denuncia pública que hizo el diputado Eduardo Conde, quien deslizó que existe pago de “sobre precios y arreglo” con las empresas que reparan las escuelas cobrando cifras injustificables.

Cigudosa le pidió al diputado que si tiene dudas vaya a la justicia y aseguró estar tranquila de conciencia y de proceder porque tiene todos los papeles al día y no cometió jamás un acto de corrupción como el que se desliza.

Interpretó que es un derecho político del diputado el de denunciar si tiene dudas sobre los actos de gobierno, pero recordó que también tiene la obligación de informarse y jamás concurrió al ministerio.

Sostuvo que no tiene ningún inconveniente en ser interpelada en la cámara de diputados como amenazó Conde en convocarla.

Y aprovechó el diálogo con Radio Chubut para asegurar que ella jamás llamó a una directora de escuela para que haga tal o cual pago como denunció el diputado radical, pero además ni así se podría cometer un pago indebido por pedido suyo porque es la directora la que decide a quién paga y a quién no con el fondo fijo asignado por la cartera educativa.

Recordó que los directores tienen que declarar bajo juramento su situación patrimonial porque al tomar el cargo manejan recursos y chequera para sostener la estructura de un edificio que demanda permanente mantenimiento.

En su acusación, el diputado Conde llegó a decir que la contratación de empresas en las escuelas a las que se les paga con sobreprecios es una versión actualizada de la causa “Embrujo”, nombre con el que se bautizó a una de las investigaciones más resonantes por causas de corrupción en la administración pública.

Con ironía, Cigudosa retrucó recordando que “antes les pasaban los elefantes enfrente y ahora me cuentan las hormigas”.