El equipo blaugrana se impuso 5-1 en el Camp Nou con un doblete y dos asistencias de Lionel Messi para instalarse en la ronda de los ocho mejores.

Barcelona no permitió que los fantasmas entrasen al Camp Nou. Porque pasó de un dominio absoluto con ventaja de dos goles, a un descuento por parte de Olympique Lyon que amenazó sus chances de clasificación. Sin embargo, la figura de Lionel Messi se agigantó y orquestó una goleada para brindarle alivio al recinto catalán: victoria 5-1 y pase a cuartos de final de la Champions.

El monólogo del Barça comenzó a escribirse desde la presunta infracción en el área visitante cometida por Jason Denayer sobre Luis Suárez, que habilitó al 10 blaugrana a pararse desde los 12 pasos y picar el balón con temple para festejar con una definición a lo Panenka cuando corrían 17 minutos de la primera mitad.

A los 30′, el local amplió la cuenta luego de que Arthur rompiera la línea defensiva para tocar a Luis Suárez y el uruguayo descargara para Philippe Coutinho, quien con el arco libre definió y gritó su gol.

La segunda parte denotó el quedo del equipo culé, que pudo haberlo pagado caro si no fuera por su gran reacción. Lucas Tousart lo empató de cabeza a los 12′ y el Camp Nou entró en alerta. Pero Leo Messi brilló para el pleno de goles que le restaban al juego y los de Ernesto Valverde respiraron.

Pasaron 20 minutos de un bache pronunciado hasta que el argentino tomó la pelota en un contragolpe, burló a los defensores con amagues varios y definió de derecha. Su remate raso llegó a ser bloqueado por Mathieu Gorgelin (reemplazante del lesionado Anthony Lopes en la primera parte) y el balón ingresó sin apuros.

La Pulga fue protagonista de otros dos contragolpes letales: uno para Gerard Piqué, quien corrió de punta a punta y cerró la jugada para el cuarto tanto, y el último para abastecer al francés Ousmane Dembélé, quien vio minutos en el complemento a pesar de haber llegado con lo justo en lo físico.

Barcelona se lució con una pequeña licencia durante el segundo tiempo, Messi brilló con su doblete y otras dos asistencias y el conjunto catalán sigue vivo en su objetivo prioritario de la temporada.