El hecho se registró esta madrugada en el local comercial ubicado en la esquina de Avenida 9 de julio y AP Bell.
En el sitio, autores ignorados por el momento ingresaron tras romper una de las puertas del local.

Del interior sustrajeron la registradora que contenía alrededor de 3500 pesos.

Así lo indicó el comisario mayor Ariel González, jefe de la unidad regional local quien describió que la caja fue hallada por personal policial de la seccional segunda que realizaba una recorrida de rutina por las inmediaciones y que advirtió lo ocurrido en el comercio.

El jefe policial agregó que se analizan las imágenes de las cámaras de seguridad que podrían arrojar datos sobre los autores del robo.