Miles de usuarios se ven afectados desde ayer a las 14 horas, momento en el que se declaró un paro de actividades de la empresa “El 22” que realiza el servicio de transporte urbano de pasajeros ante el atraso en el pago de salarios.
La medida fue avalada por la Unión Tranviaria Automotor, gremio que representa a los choferes de colectivos, cuyo titular, José Pérez, ratificó la huelga que permanecerá hasta tanto no paguen los salarios.
Pérez no se mostró sorprendido por esta situación que “se veía venir” porque la empresa viene con dificultades económicas producto de la caída de los subsidios.
Recordó que si la tarifa fuera plana, los usuarios deberían pagar por el boleto no menos de 38 pesos, muy por encima de los 16 que están pagando en la actualidad.
De paso culpó al gobierno provincial porque firmó el pacto fiscal a sabiendas que eso significaba eliminar el subsidio, con lo cual no se pueden hacer ahora los distraídos y mucho menos los sorprendidos por lo que pasa.
“Ni bien nos paguen se levanta la medida de fuerza y vuelve el servicio” dijo Pérez, quien sin embargo no se mostró esperanzado respecto a que la situación se vuelva a repetir.
Reivindicó la actitud de la municipalidad de Trelew que siempre asiste económicamente para el sostenimiento del servicio que necesita de al menos 8 millones de pesos de subsidios para mantenerse.