Las puso de manifiesto el intendente de la localidad de Lago Puelo, anfitriona del festejo popular que tras la emergencia por el brote de hanta virus en la zona cordillerana, quedó como la primera dentro del calendario habitual.
En diálogo con Radio Chubut, Raúl Ibarra señaló que las autoridades del área de salud garantizaron que están dadas las condiciones para la realización del evento que tendrá lugar el fin de semana que viene.

“La fiesta genera un movimiento económico de entre 30 y 40 millones de pesos en la semana previa,” aseguró el jefe comunal quien espera que con el encuentro se revierta la difícil situación que vive el sector turístico en la comarca.

Ibarra habló además de la controversia que se generó en la localidad luego de que el payaso “Piñón Fijo” anunciara su decisión de no participar de la fiesta por temor al brote de hanta.

Al respecto, el intendente señaló que el tema “cayó muy mal” en la comunidad que se expresó en redes sociales.

Ibarra dijo que la ida era incluir a los niños en la grilla de espectáculos y que por eso, el artista había ofrecido su show pero luego, tomó la decisión de suspender su participación.

En reemplazo del payaso, será el animador infantil “Topa” quien entretenga a los más chicos en el escenario de la fiesta el próximo sábado.