El diputado Blas Meza Evans, apoderado del Partido Justicialista, calificó como “un zafarrancho” al proceso electoral en marcha a nivel provincial que “se hace solamente para cumplir con los intereses particulares del gobernador”.
Recordó que ellos cuestionaron desde un principio el mecanismo empleado en la convocatoria sobre todo por los plazos prematuros, lo que hizo que tuviera que dictarse otra fecha de elecciones.
Sin embargo para Meza Evans los problemas persisten, a punto tal que la mitad de las localidades no podrán elegir al intendente y los concejales junto con las provinciales y deberán esperar hasta octubre.
“Se está a cuatro días de cerrar listas y en algunas localidades no se sabe cuándo se votará” explicó Meza Evans, en referencia a la categoría municipal.
De paso recordó que el Tribunal Electoral Provincial no hizo lugar a un pedido para que se suspendan las elecciones por el brote de hantavirus.
El planteo lo había realizado sobre principios del mes pasado atendiendo al brote de hantavirus que se declaró en la zona de la cordillera y que se cobró 11 vidas y reportó 34 casos confirmados.
«El tribunal me notificó que no había impedimentos para seguir a pesar que el brote todavía está vigente y no se sabe cuándo cesará porque se conocieron recientemente dos nuevos casos» razonó el apoderado del PJ Blas Meza Evans.
El diputado provincial cuestionó la decisión porque «se basa en un informe de dos renglones del ministerio de salud”.
Sin embargo Meza Evans aclaró que «nosotros podemos apelar esa decisión pero no lo vamos a hacer porque no queremos aparecer como obstruccionistas».