Fue este sábado por la tarde en uno de los salones del hotel Rayentray de Puerto Madryn.
En el sitio confluyeron dirigentes políticos, gremiales y sociales de la provincia así como intendentes que adhieren a la fórmula oficial.
El primer orador fue el actual intendente de la ciudad del golfo y precandidato a la vice gobernación, Ricardo Sastre.

En su mensaje recordó las circunstancias en las que decidió acompañar la candidatura de Mariano Arcioni de quien destacó sus cualidades como ser humano y dirigente.

Sastre manifestó además la importancia de la defensa de los intereses de los patagónicos para lo cual es necesario que las provincias que componen la región trabajen de manera mancomunada.

Y aseguró que desde la provincia de Chubut se trabajará para que el gobierno nacional, sea del color político que sea, no siga quitando los derechos de los ciudadanos.

Ya en el tramo final de su discurso, Ricardo Sastre pidió confianza a los ciudadanos a quienes aseguró que todos los intendentes podrán aportar al proyecto de gobierno.

Por su parte, el gobernador Mariano Arcioni se refirió a la conformación del frente electoral, destacando la importancia de que el mismo esté conformado por partidos provinciales y vecinales.

Dijo en ese contexto que durante la crisis del año pasado se hizo manifiesto el acompañamiento de intendentes de diferentes localidades y partidos que en la actualidad conforman la agrupación con al que competirá en las elecciones.

“Siempre vamos a estar tirando para delante en forma positiva, porque quienes critican son los que quieren estar en el poder pero no tienen idean ni propuestas”, sostuvo Arcioni en otro tramo de su mensaje en el que aseguró que a pesar de los cuestionamientos recibidos, la provincia mejoró su situación.

El mandatario habló además sobre la energía y el aporte que realiza la provincia al estado nacional.

Dijo en ese marco que “Vamos a pelear porque nuestras riquezas del subsuelo, se queden la provincia de Chubut”.

Y aseguró que “No vamos a permitir que avasallen nuestro recursos”.

Arcioni agregó en ese marco que discutirá ante el gobierno nacional para lograr incentivos para la industria.

Volvió a cuestionar al gobierno nacional de quien dijo que no convoca a la provincia a la que solo le pide aportes.

Ejemplificó la situación al señalar que a través del decreto 793 de exportaciones, Chubut aporta de manera extra 650 millones de pesos mensuales a las arcas del gobierno nacional.

Manifestó que deben ser los legisladores quienes gestionen ante el estado nacional, así como el bloque de gobernadores patagónicos con el que insistió, se debe trabajar de manera coordinada.

Habló además de la crisis económica y la afectación de la misma en el sector mercantil.

“Necesitamos apostar al desarrollo de la producción porque los beneficios se van a ver reflejados en el comercio”, sostuvo.

Valoró también el acompañamiento en el lanzamiento, del gremio de Luz y Fuerza.

Reconoció que la provincia está en deuda con los servicios públicos pero sostuvo que se trabaja de manera continua para revertir esa situación.

Ya casi llegando al final del mensaje, el mandatario habló sobre las medidas tomadas en torno al pago de sueldos escalonados en la provincia.

Admitió que se trató de una decisión dolorosa pero que se tomó para evitar otras situaciones de mayor gravedad.

Valoró la incorporación de personal que durante años trabajó de manera precarizada para el Estado y que fue incorporada al plantel.

Asimismo destacó el acompañamiento que recibió por parte de proveedores y empresarios de la construcción con quienes se llegó a acuerdos para la reactivación de la obra pública.

Por último, el gobernador aseguró sentirse “orgulloso” de tener a Ricardo Sastre como compañero de fórmula.
Asimismo destacó la necesidad de trabajar por el desarrollo y el futuro de la provincia.