Se trata de la paciente de 29 años que contrajo la enfermedad en la localidad de Epuyén y que le fue diagnosticada ya en su país de origen.

La víctima había sido trasladada a Santiago, donde se la asistió hasta el este sábado por la tarde cuando finalmente perdió la vida.

La mujer se convirtió en la décima víctima fatal de la enfermedad que azota la zona cordillerana desde hace varias semanas.

Según se supo, había estado de visita en la localidad chubutense, en la casa de una vecina que también estuvo enferma y finalmente falleció.

En las ultimas jornadas, las autoridades sanitarias recurrieron a la justicia para lograr que personas que hayan tenido contacto con otros posibles enfermos, se mantengan recluidos en sus viviendas para cortar de esa manera el avance del virus.