El dirigente José María Ramón confirmó que encabezará un proyecto político local dentro de Cambiemos con la intención de transformarse en intendente de Trelew, sin que se salvara nadie de su apasionado discurso.

Para comenzar aclaró que él se presentará en el marco de la coalición que conforma el radicalismo, el PRO y la coalición cívica; pero prefirió no encasillarse en ninguna de esas expresiones en particular y, por el contrario, prometió hacer una lista inclusiva.
Sin embargo se distinguió del otro precandidato que ya apareció en Cambiemos, que es el radical Germán Larmeu, a quien aseguró respetar pero tomó distancia, entre otras cosas, porque el presidente de la cooperativa de Trelew está con él y eso automáticamente los separa porque “es uno de los sectores que está destruyendo a Trelew”.
Según la óptica de Ramón, la ciudad tiene dos grandes problemas que son la desocupación y la inseguridad.
Y en ese punto le pidió al intendente Adrián Maderna que deje de hacer actos para juntar gente que toque el bombo y consuma choripanes, porque eso no le soluciona el problema a nadie y por lo tanto es gastar energía en actividades insustanciales.