Se trata de 12 empleados policiales que este jueves estuvieron presentes en la audiencia en la cual se abrió la investigación contra los dirigentes del círculo policial.
En diálogo con la prensa, el comisario general retirado Carlos Bidera, señaló que él junto a otros efectivos en actividad y retirados adquirieron lotes a esa organización, que iban a ser destinados a la construcción de viviendas a través del IPV.

“Había gente que pagó la totalidad del terreno y otros que pagaban en cuotas, a los que se les descuenta mensualmente de los haberes” describió Bidera quien indicó que el IPV habría realzado la mensura de los lotes, pero aparentemente, confiando en la legalidad de la escritura presentada por el Circulo Policial.

El comisario general retirado dijo que él es socio desde hace 30 años de esa organización que, en otra oportunidad había realizado una venta de lotes.

Aunque a diferencia de los ocurrido actualmente, esa transacción se realizó sin problemas.