Fue en el marco de la causa Embrujo en la cual el defensor de Sandro Figueroa, Fabián Gabalachis, solicitó en una audiencia la morigeración de la medida de coerción que el imputado cumple desde hace varios meses.
Como “hecho nuevo” Gabalachis esgrimió que la Justicia resolvió la prisión domiciliaria para “Tato” Ramón, otro de los imputados.

Sin embargo el juez de Garantías Gustavo Castro, que subroga al juez Sergio Piñeda, coincidió con la Fiscalía en que esto no constituye un argumento válido para avanzar en una prisión domiciliaria y se la negó.

Así lo explicó al término de una audiencia realizada en la Oficina Judicial del Ministerio Público Fiscal de Rawson, el fiscal de la causa Omar Rodríguez.

Rodríguez mencionó que para que se pueda analizar el cambio de medida de coerción debería presentarse un hecho nuevo, lo cual no sucedió, por lo tanto estimó que los imputados que están con prisión preventiva continuarán así hasta el juicio.

En ese marco recordó que los testigos citados para el juicio oral y público serán 230, 170 por parte de la Fiscalía y 70 de la defensa, por lo que será dijo “un juicio largo”.

Asimismo estimó que el juicio se realizará en Rawson, aunque se debe buscar un lugar que pueda albergar a todos los participantes de las audiencias.

El delito es asociación ilícita en concurso con negociaciones incompatibles y fraude a la Administración Pública y lavado de dinero.

La causa, remarcó Rodríguez, tiene doce imputados y según estimó el juicio tendrá conformado un cuerpo de tres jueces dado que la expectativa de pena excede los 6 años.

En tal sentido opinó el Fiscal es acertada la medida del Superior Tribunal de Justicia que determinó que serán sorteados los jueces para las causas de corrupción.

Indicó al respecto que “el sorteo será con todos los jueces de la provincia para no resentir la jurisdicción de Trelew”, y precisó que “le da un marco de transparencia y equilibra las cargas de trabajo”.