Es porque hay funcionarios que reciben a la facción que lidera Edgardo Hompanera por un lado y otros escuchan a Guillermo Quiroga, con lo cual se filtran los reclamos de un mismo gremio por distintos despachos con la impronta propia de que compiten a ver quién grita más fuerte.
Así lo dejó entrever Luis Tarrío, el subsecretario de coordinación financiera que depende del ministerio de economía, cartera que al final del camino se tiene que hacerse cargo de las concesiones que hacen unos y otros.

“Este tema se lo hicimos saber al ministro coordinador de gabinete (Marcial Paz) y al propio gobernador que tomaron una definición al respecto” reconoció Tarrío, quien prefirió no dar más detalles porque “no nos corresponde a nosotros hablar sobre el tema”.

La situación pasó de castaño a oscuro cuando desde economía observaron que por reclamos similares ellos afrontaban todos los días un festival de percusión, cánticos y protesta mientras buscaban la forma de cargar las novedades para pagar los sueldos.

A pesar de este clima, el contador Tarrío confirmó que el dinero para hacer frente a las obligaciones salariales está, y será depositado el viernes para que los estatales provinciales lo tengan cargados en sus cuenta sueldo el sábado.

Reconoció que los números fiscales están mucho mejor que a principios de año, cuando tuvieron que tomar la decisión de pagar de manera desdoblada, pero calificó a la situación actual como un “delicado equilibrio” del que no se debe salir.