El secretario general de Empleados Municipales Agremiados Samuel Vargas, se refirió al pedido que realizaron desde el sector de los trabajadores de un incremento del 8% en los salarios a partir del mes de diciembre, una suba en las asignaciones familiares y la re categorización en enero y finalmente otro incremento del 7% en febrero.
Vargas dijo además que los trabajadores de planta resignarían el bono de fin de año en favor de los planes municipales.

Sin embargo, recibieron una contra propuesta por parte del municipio que consiste en pagar a partir del mes de enero las asignaciones familiares y la recategorización, el febrero el 8% y en marzo el 7 restante.

La propuesta iba a ser evaluada por los empleados antes de determinar la continuidad de las medidas de fuerza, señaló el sindicalista.

Agregó que con los incrementos planteados, la categoría que menos cobra en la estructura municipal, es decir la 5, pasaría a percibir un sueldo básico de 12 o 13 mil pesos.