El dato fue reconocido en diálogo con Radio Chubut por la subsecretaria de coordinación técnica operativa de instituciones educativas y supervisión, Alejandra Von Poeppel al admitir que “influyó mucho el paro de docentes” que superó las cinco semanas durante el primer semestre del año.
La funcionaria aclaró que “la situación cambia según las escuelas, hay algunas que tuvieron 167, otras 168, pero en general anduvieron por los 160 días que se trataron de recuperar con proyectos educativos”.

De esta manera la educación chubutense queda muy por debajo de lo que establece la ley federal dictada en el 2003 que establece un mínimo garantizado de 180 días y ni hablar del acuerdo suscripto en 2011 con nación para aumentar de manera progresiva hasta un mínimo de 190 días de clases por año.

La profesora Von Poeppel recordó que las clases concluirán en este distrito el próximo 14 de diciembre y la actividad para el próximo año arrancará el 6 de marzo de 2019 en todos los niveles.

Hay que recordar además que varias escuelas perdieron también días de clases por la situación de los edificios escolares o por fallas en el servicio de gas que obligaron a la suspensión del dictado.

“Por eso el gobernador anunció la implementación de un plan de refacción y acondicionamiento de la infraestructura escolar” recordó la funcionaria.