El secretario de Pesca de la provincia, Adrián Awstin, se reunió a pedido del gobernador con trabajadores del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) que mantienen una medida de fuerza que paraliza la actividad en el puerto de Rawson.
Al respecto Awstin remarcó que “tenemos gran preocupación en el gobierno de que este conflicto se extienda porque uno sabe cuando el conflicto comienza pero no cuando va a terminar”.

Al respecto indicó que en representación del gobierno se encuentra mediando “para acercar a las partes a una mesa” por lo que luego de la reunión con el SOMU intentarán llegar a las cámaras empresarias.

Aseguró que tras la negociación las partes “están muy lejos porque el SOMU pide que se mantenga el valor en dólares” que se ha disparado en los últimos meses.

La oferta que se ha presentado es del 45 %, lo cual fue rechazado por el gremio, pero extraoficialmente la negociación tendría una oferta del 60% ya presentada al gremio, explicó el funcionario.

Awstin recordó que la paritaria arrancó hace casi dos meses, y en el medio se decretaron conciliaciones obligatorias que permitieron llegar hasta este momento.

El funcionario lamentó que el conflicto salarial “en un sector que enteramente gana muy bien” paraliza la actividad que logró recuperarse gracias a un trabajo que logró una extensión en los meses de pesca y poder garantizar la materia prima a las plantas de procesamiento.

Awstin remarcó que luego de muchos debates en el Consejo Federal Pesquero se logró cerrar las aguas nacionales para resguardar el recurso del langostino para la pesca provincial, pero hoy por el conflicto no se está sacando.
Aunque indicó que es “respetuoso” de las posturas tanto de los trabajadores como del sector empresarial.