La demanda corre por cuenta de ATE, UPCN y el SOyEAP, cuyos representantes realizaron una conferencia de manera conjunta donde explicaron los alcances del reclamo.
La primera oradora de la ocasión fue la secretaria general de SOyEAP, Mariela Bahamonde quien aseguró “estamos cansados de mandar notas y no tener respuestas”.
Agregó que los trabajadores de la 1987 son los más postergados de la administración pública y desde hace décadas son una herramienta política de los gobiernos que se van sucediendo sin que se llegue a darles soluciones.

Minutos antes de la conferencia, el gobierno provincial hizo pública la convocatoria a una mesa paritaria para los trabajadores de la 1987, según reconoció el secretario general de ATE, Edgardo Hompanera.

El dirigente destacó el llamado pero aseguró que se trata de una maniobra dilatoria.
Recordó en ese contexto que el gobierno firmó un acuerdo por el cual el convenció colectivo de trabajo, que los representantes de los trabajadores redactaron, se aplicaría a partir del primero de octubre, lo que no sucedió.

Homapnera comparó la situación que vive una parte de los trabajadores de la administración pública, con los empleados de la legislatura o del ministerio de economía que accedieron a acuerdos salariales diferenciales y mucho más beneficiosos que el resto.

“Exigimos el cumplimiento de la apertura de paritarias del convenio de la 1987 y queremos a misma pauta salarial que tiene el ministerio de economía”, sostuvo el secretario general de ATE.
Agregó que los sindicatos trabajarán por la redacción del convenio que beneficie económicamente a los empelados de ese sector de la administración pública.

También se refirió a la necesidad del cumplimento de la promesa realizada por el gobernador Arcioni, en torno al pase a planta de trabajadores precarizados.