Un confuso episodio se registró en la Oficina Judicial de Rawson entre el juez penal Marcelo Nieto De Biase y el fiscal local Osvaldo Heiber y que terminó cuando el magistrado dio por concluida la audiencia rechazando un planteo de la Fiscalía.
El fiscal Heiber había solicitado la audiencia para ampliar la investigación en contra del ex presidente del Instituto de Seguridad Social y Seguros Cristian Eguillor por negociaciones incompatibles con la función pública que se le sigue por contrataciones de empresas pertenecientes al ex subsecretario de la Unidad Gobernador Diego Correa.

Sin embargo cuando el fiscal terminó de realizar el relato de los hechos el juez De Biase advirtió que eso ya había sido informado al imputado Eguillor en una audiencia anterior y que a su criterio “no había una acusación nueva”.

Tras pedirle una mejor explicación del pedido, el fiscal Heiber entró en una argumentación que no fue entendida por el juez y tampoco por el defensor de Eguillor, el abogado Federico Ruffa.

“Yo no voy a convalidar una ampliación de la investigación porque Usted no ha relatado ningún hecho nuevo”, le dijo De Biase al fiscal Heiber bastante molesto y dio por terminada la audiencia.

A primera hora de este jueves, el juez ya había interrumpido la audiencia por advertir fallas en el relato de la acusación de Heiber y le dio una hora para ordenar un escrito, que según el propio fiscal “tenía errores” de trascripción.

Luego de la audiencia, el fiscal dialogó con la prensa.
En ese marco se manifestó en contra de la decisión tomada por el juez Di Biase al asegurar que a su criterio, existe un hecho nuevo para ampliar la investigación y es la relación que mantenían Cristian Eguillor y Daniela Souza de tipo profesional.

El fiscal agregó que de no haber llamado a la audiencia se estaría vulnerando el principio de “Congruencia”.
Explicó al respecto que “el imputado tiene que saber de qué se lo acusa a lo largo de todo el proceso” y es en ese sentido que Heiber considera de suma importancia notificar a Eguillor sobre esta situación en la que se intentó ampliar la investigación en torno a ese vínculo entre ambos.

Heiber dijo asimismo que esta “relación profesional” se establece en que una de las empresas contratistas en la que Souza era representante legal, tenía entre su documentación dos balances que fueron firmados por el contador Eguillor.