Lo describió el director del Centro Científico Tecnológico del Conicet CenPat, Pedro Barón quien en diálogo con Radio Chubut se refirió a la crítica situación que está atravesando la institución.
En ese sentido sostuvo que los recortes en los ingresos iniciaron el año pasado, con la reducción en la cantidad de incorporación de nuevos investigadores a lo que se suma en este 2018, la baja en los fondos para el funcionamiento normal de las actividades.

Barón explicó además que el Conicet, por ejemplo, este año no definió su presupuesto anual y que según se informó, iba a recibir un monto igual al del año pasado, lo que supone una pérdida de al menos el 30% atento al incremento que han tenido, los servicios básicos.

Finalmente, dijo que más allá de la caída de proyectos de investigaciones que se resienten con la falta de fondos, la situación también afecta al capital humano.
Es porque los sueldos no alcanzan a cubrir las necesidades de los especialistas y es en este contexto que comienza a darse la denominada “Fuga de cerebros”