El ministro de Gobierno de la Provincia, Federico Massoni y el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, encabezaron en la comisaría séptima de Comodoro Rivadavia el acto en conmemoración por el octavo aniversario del fallecimiento, en acto de servicio, del cabo post mortem Néstor Adrián Manquepán.
El policía fue asesinado el 8 de agosto de 2010 en el barrio 9 de Julio de esa ciudad tras recibir una feroz golpiza de Jonathan Moreyra Cironi, quien por el hecho fue condenado a prisión perpetua que cumple actualmente en la Alcaidía de la ciudad. La primera oradora de la oportunidad fue la madre del efectivo, Sonia Manquepán, quien en su mensaje señaló que “mi hijo tenía 23 años cuando ingresó a la Policía, abrazó la carrera con la mayor de sus ilusiones, convencido que era lo que él quería”
Sostuvo asimismo que más allá del dolor, con el pasar del tiempo logró templar su valor para llegar al juicio de quien mató a su hijo.

La mujer cuestionó además a quienes en ese tiempo, eran parte de la conducción policial de la seccional que lo convocaron a trabajar esa fatídica mañana, aun cuando el policía estaba con una lesión certificada.
Manquepán sostuvo además que su hijo tenía sólo tres balas y por su lesión no podía siquiera usar el arma reglamentaria.
Recordó también que no tenía chaleco antibalas reglamentario.

Por su parte, el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, indicó que “Néstor Adrián perdió la vida en y por acto de servicio y eso es importante decirlo porque es lo que hace a la definición de en cumplimiento del deber; y así es que se hace este honor y reconocimiento”.
Dirigiéndose a la madre del uniformado caído en servicio señaló que “nada de lo que hagamos y de lo que expresemos puede reparar la pérdida, entendemos que es nuestra obligación poner a la vista de la sociedad y rendirle los honores pertinentes porque fue alguien que, fiel a lo que juró, perdió la vida en cumplimiento del deber”.

En tanto, el ministro de gobierno Federico Massoni reveló que “cuando me empecé a interiorizar del tema escuché cosas que me enervaron. Como por ejemplo que cuando se cumplía el primer año de su muerte, le dijeron a la madre que querían leer el discurso que iba a hacer para saber cuáles eran las críticas, qué podía decir y qué no podía decir”.
En ese sentido, enfatizó que “son las críticas las que nos hacen mejorar permanentemente, las cosas que nosotros hacemos mal las tenemos que entender, comprender y mejorar para que salgan bien, porque nuestra función es trabajar para tener una sociedad mejor, para que todos podamos vivir en paz”.

Finalmente Massoni transmitió a la madre de Adrián Manquepán “que cuenta con todo el respaldo de este Ministerio de Gobierno y de la Jefatura”.
Claro ejemplo de entrega aseguró que “a partir de este momento, todos los años vamos a estar honrando a aquellos caídos en cumplimiento del deber”.