Lo reconoció la ministro del área, Graciela Cigudosa, en diálogo con Radio Chubut.
Tras el conflicto docente que se extendió a lo largo del primer tramo del ciclo lectivo y se normalizó luego de las vacaciones de invierno, el ministerio de educación ha vuelto a su rutina aunque “todavía faltan cosas por resolver”, reconoció la titular de esa cartera.

La funcionaria explicó que las soluciones suelen demorarse también por la dinámica del Estado que hace aún más lentos los trámites y lo que debería resolverse en 2 días tardan 10.

Entre las situaciones conflictivas que abordó en diálogo con Radio Chubut, la ministro Graciela Cigudosa se refirió a las dificultades con la provisión de gas en diferentes escuelas del interior, que obligaron incluso a la interrupción de las clases por más de una semana, como ocurrió en Las Plumas.

Cigudosa aclaró que la carencia es más bien de comunicación desde las direcciones de los establecimientos con “YPF Gas”, que es la empresa proveedora.

Ocurre que esa firma despacha los camiones desde Neuquén y necesita algo de tiempo para llegar con la provisión por lo que recomendó a los directivos que “cuando tengan la reserva a un 30 o 40% que avisen porque tienen tiempo para la reposición”.