Es por la falta de limpieza de los canales que llevan el riego a las chacras del valle inferior del río Chubut.
La tarea debería estar finalizada porque en breve los productores de cerezas tendrán la demanda del vital elemento para realizar el control de heladas.
Sin embargo por problemas económicos, gremiales y de organización, la compañía de riego no pudo realizar esa tarea que es indispensable para que el agua llegue a toda la zona productiva.
La vecina Ivonne Owen, de la chacra 142 en la jurisdicción de Trelew, se presentó en Radio Chubut para denunciar que la compañía de riego produce más problemas que soluciones y contó su caso particular en el que tuvo pérdidas totales por inundaciones.

Como paradoja, en otra chacra que administró y que está cercana a esa, identificada con el número 147, también tuvo pérdidas pero en este caso por no llegar el agua.
Según la vecina, el problema radica en la impericia para conducir la compañía de riego, tras lo cual recordó que antaño los responsables de los canales realizaban la tarea de manera más eficiente sin contar con los elementos técnicos actuales e incluso con menos personal.

De paso cuestionó el desinterés del estado provincial en la producción del valle porque nadie se hace presente.
Reconoció que los chacareros no se quejan con el mismo énfasis que ella lo hace, pero se lo adjudicó a que los productores tienen que estar dedicados de lleno a la actividad y no tienen tiempo de hacer reclamos, redactar notas o conseguir información.