Podrán realizar un plan de pago de 6, 12 o 24 cuotas e incluirá el costo de reconexión de medidor.
Se trata de un financiamiento “para los asociados que tengan deuda con la Cooperativa superior a tres facturas” a partir del 10 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2018.
Así lo explicó el presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Consumo y Vivienda Rawson Limitada, Marcelo Griffiths, al anunciar el lanzamiento del plan de financiamiento para aquellos socios morosos.
Uno de los requisitos es que los asociados paguen la boleta del mes en curso y allí se suman los consumos anteriores adeudados al plan de pago.

Griffiths recordó que el reglamento del Asociado dice que con la factura impaga al primer vencimiento se dispara el corte y al segundo vencimiento se retira el medidor.
Por ello estimó que la mayoría de los asociados que podrán optar por este plan de pago “están con la luz cortada”.
A la financiación por ello se agregará el costo de desconexión y reconexión del medidor, pero aclaró que no entra en el plan de financiación la multa por manipular la red eléctrica que ronda “los ocho mil pesos”.

El presidente de la Cooperativa estimó que los morosos de la empresa son entre un 3% y un 5% del padrón de asociados que a lo largo del mes se reduce a cero.
Pero aclaró que ese porcentaje fue en aumento en los últimos cinco meses hasta alcanzar alrededor de un 12% y hasta un 15% de morosidad.
Para el pago se aceptarán tarjetas de crédito y el trámite debe ser realizado por el titular del medidor en la administración de la Cooperativa.

Griffiths aseguró que alrededor de 400 asociados de la ciudad están hoy sin medidor.
Precisó que hay otros asociados, entre 400 y 600, que están con la luz cortada.
Aseguró que la crisis económica ha puesto a las familias en la necesidad de elegir entre pagar los servicios o hacer frente a otros gastos que consideran más importantes.