El hecho ocurrió en la noche de este martes cuando los dos hombres jóvenes, ingresaron a una panadería ubicada en calle Agustín Pujol al 140 y utilizando un arma de fuego amenazaron al hombre que atendía a y un cliente.
Mientras se hallaban dentro del comercio, ingresó un policía que advirtió la situación y alertó a otras dos empleadas de la fuerza que estaban en un móvil, afuera del local.
Los dos ladrones, se dieron a la fuga, iniciándose en esas circunstancias una persecución, acción en la que también participan otros móviles.

La situación se tornó cada vez más peligrosa, sobre todo cuando uno de los sujetos disparó contra el patrullero en el que circulaban las dos mujeres policías.
Las detonaciones fueron repelidas por las empleadas logrando finalmente la detención de uno de los hombres en Avenida Juan Muzzio, entre calle José Menéndez y José Podesta, gracias a la colaboración de otros patrulleros de diferentes dependencias que se hicieron presentes.

A pocas cuadras de ese lugar, también se concretó la detención del segundo caco y el secuestro del arma de fuego utilizada, un revolver calibre 22.
La policía procedió además a incautar dinero en efectivo que los ladrones habían arrojado en las inmediaciones.

En tanto, en la panadería asaltada, se secuestró un arma blanca, también utilizada para cometer el atraco.
El joven que atendía el local comercial denunció ante las autoridades, que los ladrones se habían hecho con una suma aproximada a los mil pesos, en tanto que la cliente que se hallaba en el local al momento del robo, indicó que le fueron sustraídos, alrededor de 1300 pesos.

Ambos sujetos detenidos tienen 22 años y ya resultan conocidos en el ámbito delictual.
Se encuentran actualmente alojados en la seccional segunda de esa ciudad hasta la audiencia de control de detención.