La gestión del gobernador Mariano Arcioni anunció para el próximo lunes el inicio de la discusión en la mesa de paritarias que se extenderá a lo largo de dos semanas.
La convocatoria se hace en medio de la angustia oficial por la falta de recursos para hacer frente al inminente pedido sindical por una recomposición salarial que al menos acompañe la inflación.
“Nosotros todavía no fuimos convocados, pero tenemos una baja expectativa sobre los resultados” reconoció en diálogo con radio Chubut el dirigente del Sindicato de Trabajadores Viales del Chubut Carlos Milani.
El sindicalista admitió que no ve ninguna alternativa para salir de la difícil situación que se vive y pidió que la legislatura apruebe un proyecto de ley para gravar con mayor impuesto a los grandes contribuyentes, algo que va a contramano de cualquier manual de economía que procura bajar la presión impositiva para que el sector privado genere mayor empleo, y no al revés.
Por su parte el subsecretario de empleo, Juan Carlos Arzán, confirmó el cronograma de reuniones que se realizará con los sindicatos por sectores, teniendo en cuenta los distintos convenios colectivos que los encuadran.
Arzán informó que el lunes arrancará la mesa de discusión paritaria con el sector docente, para lo cual fueron convocados tanto la Atech como el Sitraed a las 11 en la sede de la cartera laboral.
El cronograma seguirá el martes con los auxiliares de la educación representados por ATE, SOYEAP y UPCN que tendrán su convocatoria para las 10 de la mañana.
La discusión paritaria seguirá el jueves para el sector de salud y el viernes cerrará la discusión en la semana con los encuadrados en la ley 1987.
Lo paradójico es que esa misma secretaría dictó una conciliación obligatoria que en teoría está vigente, aunque el propio Arzán reconoció que “quedó sin efecto de hecho con la nueva convocatoria”.
Superada la próxima semana, la discusión seguirá en la siguiente con la educación privada, vialidad provincial y observadores de abordo.