El diputado de Cambiemos, Eduardo Conde, se refirió a la situación que atraviesa la Legislatura provincial que se encuentra impedida de sesionar desde hace varias semanas a raíz de las medidas de fuerza que llevan adelante los empleados enrolados en el gremio APEL.

En ese marco y mientras se esperaba confirmar la posibilidad de que haya sesión esta semana, Conde sostuvo que “la situación amerita rápidamente una resolución” y dijo que “pasa por reconocer el ajuste que está postergado desde el año pasado”.

Aunque remarcó que los legisladores no deben quedar “enganchados” a este ajuste, para mostrar un “gesto” hacia la ciudadanía.

Recordó que entre los temas que están pendientes, está el proyecto ingresado por el Frente Para la Victoria para obtener recursos extraordinarios para obtener recursos para el Estado” a través de nuevos impuestos.

Sin embargo dijo que no hay posibilidades de analizarlo si el proyecto no ingresa a comisión, lo cual se hace imposible dadas las medidas de fuerza que ya motivaron la suspensión de dos sesiones anteriores.

Consultado acerca del proyecto en si mismo del FPV, Conde precisó que es necesario “un análisis donde este tipo de definiciones sea producto de una concertación” y estimó que estos recursos no podrán obtenerse “a través de una norma” que podría derivar en una cuestión judicial.

Pero una vez más sostuvo que no podrá ponderarse el impacto de esta propuesta hasta tanto el proyecto no pueda analizarse en comisión.

Consultado acerca de la postura del gobierno provincial en torno al conflicto con los gremios estatales, Conde destacó que “llaman la atención algunas definiciones del gobierno”, criticando que se haya convocado a una paritaria sin reconocer el reclamo de los gremios.

Además recordó que el gobierno provincial “no está en condiciones de reconocer ningún aumento salarial” y lamentó que en torno a esta situación “no está dando la claridad que la gente está esperando”.