Por eso desde hoy se inició un “horario de emergencia” para la provisión de energía eléctrica que reduce el servicio de luz para los vecinos de esa localidad a 12 horas.

El plan incluye la interrupción del servicio eléctrico durante toda la madrugada, entre 1 y 7, luego se restablece el servicio hasta las 9 y media y se vuelve a cortar hasta cerca del mediodía donde se restablece pero solo hasta las 14 horas y se interrumpe nuevamente hasta las 18.
El intendente de esa localidad, Leonardo Bowman, reconoció las dificultades en la falta de provisión del combustible con el cual se alimentan los generadores que ahora son dos, valoró.
Bowman acusó a servicios públicos de la provincia de no atender el reclamo porque, de acuerdo a la información con la que él cuenta, hace más de una semana que está el pedido.
Si se demora la entrega de combustible no tendrán más remedio que pedir gas oil prestado a vialidad o a la propia estación de servicio de Petrominera, como ya se hizo en otra oportunidad, reconoció el jefe comunal.