La jueza de Chubut Adriana Asaro, resolvió que Diego Martín Arévalo de 27 años quien se encuentra con prisión preventiva acusado de homicidio agravado, pueda concurrir a realizar prácticas de gimnasia en el “centro de día” para adelgazar y como complemento a la asistencia psicológica que también recibe.

La resolución mereció el reproche del ministerio público fiscal de Puerto Madryn, donde está radicada la causa, porque el detenido ya estuvo prófugo de la justicia durante 4 meses hasta que fue detenido en mayo del año pasado en la ciudad de La Plata.

La controversial resolución de la jueza fue solicitada por la defensora oficial Gladys Del Balzo quien explicó en declaraciones a Radio Chubut que “el pedido se hizo por motivaciones médicas, ya que la persona tiene un nivel de obesidad 3 que requiere un tratamiento porque está con complicaciones cardiovasculares y metabólicas”.

La defensora explicó que “si bien la causa está radicada en Puerto Madryn la persona está detenida en la alcaidía de Trelew y para que se cumpla el pedido solicitamos que el mismo viernes, que ya tiene autorización para el tratamiento psicológico, se le agregue también la práctica física para aglutinar en un día ambas prácticas”.

Arévalo está detenido como presunto autor del homicidio agravado de Pedro Machao, de 41 años, quien fue asesinado de dos balazos en el pecho en Enero del año 2017.

Esa tarde, Machao, que se encontraba bajo arresto domiciliario en una causa de asociación ilícita fue ultimado de dos disparos en el pecho con un arma de fuego de alto poder, tipo 9 milímetros o 357 Magnun.

En diálogo con Radio Chubut, la defensora insistió que “el imputado no tiene que ser trasladado de Puerto Madryn a Trelew como se publicó porque está en la alcaidía local y de allí concurrirá al centro de día como de hecho lo viene haciendo para otra práctica”.

 

CLICK ACÁ para escuchar a la defensora pública Gladys Del Balzo en #Redacción20