El ministro de la Familia y Promoción Social, Martín Bortagaray, se refirió a la implementación del Plan Calor y en ese marco reveló que desde esa cartera ya se depositaron unos 12 millones de pesos en partidas para distintos municipios y comunas de toda la provincia para ser destinados a la compra de leña y garrafa.
En ese marco reveló que aún resta destinar partidas a las ciudades más grandes de la provincia a las cuales entre esta semana y la que vienen estarían recibiendo los fondos.
Bortagaray recordó que los montos que se destinan son diferenciados de acuerdo a la realidad de cada localidad y por la variación de costos que existe en toda la provincia.

Precisamente con respecto a los precios de la garrafa Bortagaray indicó que es un tema de discusión ya que depende de los distribuidores y de los valores de los fletes.
Sin embargo recordó que se trabaja con el Gobierno Nacional para lograr una línea de subsidios para los lugares donde no hay redes de gas.

Reveló que en la Cordillera existen redes pero no hay factibilidad de servicios, según informa la empresa distribuidora, por lo que hay barrios que se han entregado con cilindros por la falta de conexiones a la red.

Con respecto a la disponibilidad de la garrafa social, Bortagaray señaló que “está pero a medias porque depende de los centros que están adheridos que no son muchos”.

Además de reclamar un mayor control de Nación sobre el tema, criticó los valores de los fletes que encarecen el servicio cuando deben ser trasladadas las garrafas a lugares alejados de la meseta provincial.

“El plan calor alcanza a más de cinco mil familias y hay otros planes que alcanzan a otros cinco mil beneficiarios más”, enumeró Bortagaray.

El ministro reveló que se trabaja para mejorar la calidad de las estufas para hacerlas más eficientes desde el área de Ciencia y Tecnología, que permitirán utilizar chips con un costo mucho menor para tener una calefacción más adecuada en cada hogar.