El secretario gremial de ese sindicato, Rogelio González, dijo irónicamente que la actitud de los concejales “fue muy loable”.
Sin embargo recordó que la Ley es provincial y sostuvo que “es complejo pensar que se puede cambiar con una ordenanza”.
Sobre la situación de las cooperativas del Interior provincial, que son asistidas con los fondos de la Ley 1098, el gremialista aseguró que “siguen con problemas y se pagan los sueldos a cuenta gotas”.
Además dijo “es todo producto de una política errónea que está llevando al sistema a un caos que va a ser irreversible”.