Fue este miércoles donde también se ratificó la decisión que había tomado el juez Sergio Piñeda en la primera audiencia en la que a los empresarios Juan Salaberry y Daniel Russo se les impuso la prisión preventiva domiciliaria por un lapso de tres meses sin posibilidades de salir a trabajar.
Así comunicó el juez José García la ratificación de ambas medidas.

 

Hay conformidad en la fiscalía tras la decisión de magistrados según refirió en diálogo con la prensa el fiscal Marcos Nápoli.

En la misma audiencia el abogado defensor del ex ministro coordinador de gabinete Víctor Cisterna solicitó que el detenido cumpla arresto domiciliario debido al cuadro de hipertensión que presenta.
Por ello, los jueces solicitaron una examen estricto que deberá realizar el cuerpo médicos forense para determinar el carácter de la gravedad de la afectación que el ex funcionario padece.
Napoli dijo al respecto que la fiscalía no se opone al estudio y que aguardarán el informe que será elevado a los magistrados.
“A simple vista pareciera que es tratable en cualquier lugar con las condiciones de detención humana como lo exige la convención interamericana” señaló el fiscal.

Previo a la audiencia en la que se revisó la situación de los ex funcionarios, el abogado Emilio Galende, defensor, entre otros de Víctor Cisterna, se refirió a la situación de salud del ex ministro coordinador de gabinete.
En ese sentido se refirió a su preocupación por el estado de salud de su defendido y adelantó la solicitud de prisión domiciliaria.

Galende sostuvo que tanto Cisterna como el resto de los detenidos están atravesando una situación particular complicada a raíz de la detención que incluso ha llevado a inconvenientes familiares.
Habló asimismo de las condiciones de detención que afronta su defendido así como el resto de los detenidos en la causa Revelación a las que calificó que “paupérrimas”.

También dialogó con la prensa el abogado Federico Ruffa, quien representa los intereses de Patricio Musante.
Según señaló el letrado, en la audiencia se solicitó la libertad de su defendido argumentando que no existe peligro de fuga por parte del empresario, lo que quedó demostrado, según explicó, en su presentación ante la justicia aún estando fuera de la provincia, a la que retornó al saber que estaba siendo buscado para ser detenido.
En ese mismo sentido, sostuvo el abogado que no se presentaron, por parte de la fiscalía, argumentos concretos en torno al peligro de entorpecimiento por parte del ex presidente de la cámara de la construcción.

Por su parte, el defensor del ex ministro de economía Pablo Oca, Fabián Gabalachis dijo al dialogar con la prensa, previo a la audiencia donde se revisó la medida procesal en contra de su representado, que estaba en desacuerdo con la resolución del juez Piñeda que negó la prisión domiciliaria con el uso de tobillera para el ex funcionario.
Sostuvo que el magistrado no fundó su decisión y que en la jornada de hoy, su solicitud iba a ser el pedido de prisión domiciliaria, la que finalmente, fue negada.

“Todavía no sabemos los elementos de prueba con los que cuenta la fiscalía” sostuvo el abogado Gabalachis quien dijo que una vez que tome contacto con ese material su defendido podría ampliar la declaración que ya realizó en la primera audiencia.
Y describió que Pablo Oca se encuentra afligido por hallarse detenido.
El ex ministro se encuentra alojado en la seccional tercera, en buenas condiciones, según describió.