El mediático guardafaunas quien se promocionó como “en encantador de orcas” y hasta logró que se haga una película con su vida, fue denunciado por los prestadores turísticos de Puerto Pirámides.

La prueba fue un aviso que colocó en las redes sociales ofreciendo excursiones a lugares sensibles de la costa para lucro personal, lo cual le valió un sumario que se está sustanciando.
Así lo reveló el subsecretario de Áreas Protegidas de la provincia, Néstor García, en diálogo con radio Chubut.
El funcionario explicó que por esa razón comenzó una embestida con el organismo con denuncias públicas, entre ellas que los delfines que fueron encontrados muertos en cercanías de Puerto Madryn tienen que ver con el mal manejo del recurso.
Respecto a esto último, García fue categórico en la desmentida argumentando que los dichos de Bubas no tienen ningún asidero científico.
Por el contrario, el subsecretario se respaldó en los informes que brindó el doctor en biología Enrique Crespo que, dicho sea de paso, se encuentra en Europa representando a nuestro país en el comité ballenero internacional.
Néstor García admitió que no es la primera controversia que tienen con Bubas, quien ya había sido sancionado por la fotografía que lo hizo famoso donde se retrató con los pies dentro del agua y una orca que se arrima a pocos centímetros de su cuerpo.
“Esa imagen lo hizo famoso pero él sabe, como guardafauna que es, que no puede interactuar con una especia viva” dijo García.
Sin embargo el funcionario en ningún momento se hizo cargo de que quien promocionó a Bubas como “personaje” fue el propio gobierno que él integra, incluso financiando una película que lo tuvo como centro.
En la charla con radio Chubut, García al menos terminó reconociendo que “en el caso de Bubas queda claro que el personaje superó a la persona”.