El procedimiento se realizo anoche en dos domicilios, uno en la calle Onetto al 150 donde se detuvo a una persona de 30 años, y en el barrio Gregorio Mayo donde se hallo plantas de marihuana.

El jefe de policía Miguel Gómez indico que la diligencia a cargo del comisario Salamín es un trabajo de tres meses de investigación donde este  joven, producía, procesaba y vendía drogas de los llamados “kiosquitos “

El empleado municipal que trabaja en el sector de habilitaciones comerciales de la ciudad capital según manifestó el jefe policial concurría a un terreno del barrio Gregorio Mayo donde estaban las plantas de marihuanas en una altura de desarrollo adulto