El procurador general del Chubut, Jorge Miquelarena, formalizó un pedido de investigación ante el fiscal federal de Rawson, Fernando Gélvez, tras comprobar que en una escucha telefónica uno de los interlocutores se refiere a que “lo tienen apuntado al procurador y tengo el nombre de todos los que nos están escuchando”.

La conversación se produjo entre Gonzalo Carpintero Patterson, el ex secretario privado de Mario Das Neves y el ex subsecretario de la Unidad Gobernador del Chubut hasta el miércoles pasado, cuando fue detenido en el marco de una mega investigación por casos de corrupción.

“Esa escucha es un mensaje mafioso para quien le habla y para los policías que estaban realizando la investigación” explicó Miquelarena.

De la grabación surge que Diego Correa, hoy detenido, alardea con que conoce los datos y de hecho da cuenta que tenía el teléfono intervenido y lo sabía.

 

El pedido del procurador pretende que se detecte el origen de la filtración del “empleado infiel” que pasó los datos a Correa desde una oficina que depende de la Corte Suprema de Justicia de la nación en Buenos Aires, hacia donde se dirigió el oficio de la justicia local para que se intercepten determinadas líneas.

 

“En criollo, quiero saber quién nos batió” dijo el jefe de los fiscales quien solicitó al Consejo Federal de Procuradores Fiscales que se expresen sobre el particular.

La presentación fue realizada esta mañana en la sede del fiscal federal Fernando Gélvez, quien recibió copia de la grabación tomada el 20 de febrero pasado en el marco de una causa donde se investigó una asociación ilícita que funcionaba desde la secretaría privada.

Miquelarena reconoció que cuenta con información del enigmático personaje que le dio información a Correa en Buenos Aires y si bien no brindó en público su nombre, radio Chubut pudo saber que se trata de Carlos García Lorea, ex presidente del banco del Chubut y director de casa del Chubut en anteriores gestiones de Das Neves.