Lo reconoció la integrante de ese cuerpo, Liliana Mihelj, en diálogo con radio Chubut esta mañana.

Ocurre que en Octubre pasado, junto con las elecciones legislativas nacionales, se votó en algunas localidades para elegir los convencionales que redacten la carta orgánica, como ocurrió en Lago Puelo.

Sin embargo en esa localidad cordillerana no cuentan con presupuesto básico como para realizar formalmente la actividad, denunció Mihelj.

La dirigente explicó que los gastos de la convención no fueron tenidos en cuenta por lo que no ingresaron en el presupuesto y ahora debería realizarse una sesión extraordinaria para enmendar el error.

Por esa razón solo se hicieron hasta ahora “reuniones informales” que poco tienen que ver con la marcha institucional de una comisión redactora de la carta orgánica, dado que no tienen ni secretarios, ni computadoras y mucho menos asesores, pasajes y viáticos.

Mihelj recordó que, tras ser electos en Octubre, fueron puestos en funciones en diciembre pero solo se pudieron reunir una vez para cumplir con la formalidad de formar comisiones y elegir autoridades.

Reconoció que los vecinos los consultan sobre la marcha de la convención, pero poco tienen para decir porque en rigor solamente se reunieron una vez.