Se trata de un trabajo pendiente del año pasado, cuando se produjo un leve derrumbe que desestabilizó uno de los guardarraíl.

Es por eso que de forma preventiva se ensanchará la calzada, se reparará el talud y se reemplazarán las barandas de seguridad por estructuras nuevas.

Los trabajos, los inició Vialidad Provincial el pasado martes y para ello se puso dispuso de una retroexcavadora y personal propio.

Se prevé que culminen las tareas para la semana próxima dejando el camino en óptimas condiciones de seguridad y transitabilidad.